facultad de contar
Moda, diseño y tradición en una joya 
Sara Osorio
Sebastián Vargas

 

 


   

Desde el inicio de las civilizaciones, tanto orientales como occidentales, el sol ha jugado un papel fundamental en la cultura de los hombres. Gracias a esto, han sido muchos los dioses que han representado el poder de esta estrella tipo espectral, centro del sistema solar y esencia de la vida misma.

Los egipcios lo llamaban Ra, los Aztecas Tonatiuh, en Mesopotamia se conocía como Shamash y  Kukulcán era para los Aztecas. Todos ellos lo catalogaban como rey supremo que movilizaba el pueblo hacia el progreso.

Uno de los elementos con los que se asociaba a estas deidades es el oro, un metal precioso de color amarillo en bruto que emerge de la tierra y representa un enorme valor económico, científico y cosmogónico, sinónimo de superioridad y sofisticación.  

En Antioquia prevalece un pueblo colonial adornado con calles adoquinadas y gigantes portones de madera, los cuales fueron testigos del nacimiento de la cultura antioqueña. Santa Fe de Antioquia está ubicada a ochenta kilómetros de Medellín, y además de su importancia histórica, contiene una de las tradiciones más emblemáticas del departamento. 

Según la Real Academia de la Lengua Española, la orfebrería es: “el arte del orfebre; persona que labra objetos artísticos de oro, plata y otros metales preciosos”. 

Esta técnica se lleva a cabo desde la prehistoria y a través del tiempo cada civilización se ha ido especializando en una sub técnica definida, que los ha caracterizado y  le ha dado un puesto importante en el medio de la joyería.  

“Acá lo que más se trabaja es la bola tejida porque es la más representativa del pueblo y la que más vienen a buscar los extranjeros”, comenta Marley Piedrahita Durán, empleada desde hace ocho años de la joyería Jimmy, un lugar reconocido por su riguroso trabajo y sus tradicionales joyas, entre las que se encuentran camándulas, anillos de quinces, de grados, cadenas, entre otros. 

La filigrana es una técnica que ha pasado de generación en generación en Santa Fe de Antioquia. Es una modalidad con la que se trabaja en joyería, y consiste en elaborar hilos de metales preciosos como oro y plata, buscando con ello crear todo tipo de diseños. Estos hilos, generalmente de oro, se enrollan entre sí y posteriormente se anudan para crear accesorios como la bola tejida. 

Otra de las técnicas que es combinada con la filigrana es la obra lisa. Esta consiste en aplastar los hilos o porciones de oro, y recortarlos para que generen una forma  y una silueta determinada. Comúnmente se puede encontrar en una misma joya las dos técnicas que representan fielmente la tradición de Santa Fe de Antioquia. 

Marley Piedrahita resalta la importancia de este arte en la cultura de los descendientes de esta región, debido a que esta ha sido minera por muchos años; y es este municipio en específico el que se ha especializado en la orfebrería, ganando reconocimiento, no solo en el departamento, sino en el país y en el mundo.

TODA UNA VIDA

Luis Javier Cano Castañeda, dueño de la joyería Leydi, lleva treinta años en el oficio de la orfebrería. Empezó en esta técnica por motivación propia de aprender este arte manual. “Yo quise aprender orfebrería porque me interesó crear cosas con mis propias manos, por eso se llama artesanía, porque no es hecho por una máquina sino por uno mismo”, explica el señor Cano.

El oro que llega a Santa Fe de Antioquia, para ser trabajado y transformado en bellas y artísticas joyas, proviene de El Río Cauca, Liborina, mina de Buriticá y Frontino. Ya sea mina o fuente fluvial, el oro quese extrae en pequeños trozos es lavado y posteriormente fundido y convertido en lingotes, para ser utilizado en el comercio de la joyería.   

En la actualidad, esta modalidad de artesanía no es muy apetecida. Los jóvenes, según Luis Javier, no proyectan en el oro un símbolo de poder o riqueza, como sí lo piensan las generaciones de padres y abuelos; ellos usaban el oro para establecer su estatus social, tanto que  las personas de estratos bajos preferían tener una pieza de este metal, a un buen atuendo o inclusive comida.


 



También, una de las características que estas generaciones pasadas le daban al oro, estaba basado en la creencia de poseerlo como medio de protección a creencias supersticiosas de la tradición oral, como brujas, espantos, amarres, rezos, etc.  

MODA Y DISEÑO

Un aspecto que hay que tener en cuenta, es el peligro al que se enfrentan las personas que trabajan en este arte. “Hace cuatro años me robaron quinientos millones de pesos; no puedo decir con certeza quiénes fueron, y como las compañías de seguros no responden ante este tipo de acontecimientos, me tocó volver a empezar de cero en este negocio”, afirma Luis Javier Cano. 

Esta no es la única dificultad a la que se enfrentan los artesanos. El alto valor por el que hay que pagar por una joya artesanal, hecha completamente en oro (ya sea de 14, 18 o siendo el más puro el de 24 Quilates), segmenta el número de personas que consumen esta artesanía, dejando a la joyería de esta clase con un mercado cerrado y esporádico. 

A esto se le suma las grandes limitaciones que tienen los artesanos para cumplir con los requerimientos que las grandes ferias de exposición de joyería exigen para ser parte ellas. “Las personas que me compran saben donde estoy ubicado. No voy a las ferias porque no tengo quien se quede con mi negocio y pierdo días de venta segura, lo que no me garantiza un evento grande de joyería”, agrega don Luis Cano, dueño de la joyería Leydi.


La orfebrería de Santa Fe de Antioquia, además de ser una expresión tradicional, es un foco importante para el diseño y la moda nacional, debido a que estos accesorios que son inspirados con técnicas y creencias indígenas, le transmiten una identidad propia a cada creación, brindándole un valor agregado positivo en comparacióncon las demás joyas que se encuentran en el mercado. 

Ana Lucila Roldán Gómez es una mujer que vive en Santa Fe de Antioquia y ha estado catorce años desarrollando no solo la técnica de la filigrana sino también la de casting. Ella, además de trabajar el oro trabaja la plata en su joyería Orfoa, una de las más reconocidas del pueblo. 

El valor agregado de Orfoa es el trabajo que desarrolla en conjunto por medio del oro y la plata. Este último metal se consigue de otras partes del país e inclusive de otros países como Canadá.

Hace un año, el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena),  junto con el Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), desarrollaron una serie de capacitaciones en las cuales doña Ana Roldán y otros artesanos, aprendieron unas nociones básicas de coherencia entre marca y entorno, además de capacitarse para desarrollar colecciones propias y en conjunto, con el objetivo de exportar sus productos. 

Posterior a esto, Orfoa inició un convenio con la Universidad de Antioquia- sede Medellín- con el objetivo de innovar en sus productos con gemas de oro en color, procesadas por esta institución. 

Los diseños que expone Orfoa están inspirados en lo que doña Ana denomina Joyería Emocional.  “Se trata de conocer al cliente y a través de esto crear una joya con identidad y personalidad propia, que tenga un mensaje instantáneo y una conexión directa con el cliente”, puntualiza Ana Roldán, artesana y propietaria.    

El oro no solo puede ser considerado como un elemento de adorno y significación a través de la historia. Es un referente puntual de una tradición en la que se ven involucrados todos aquellos actores por los que pasa la joya.
Desde la persona que extrae el oro, el artesano que lo transforma en joya, aquel que la compra por superstición, aquel que simplemente quiere ostentar un objeto que contenga el metal más preciado del mundo, o todas los requerimientos y políticas públicas que hay que tener en cuenta para competir en un mercado nacional y mundial, es lo que hace parte del gran sistema nacional e identitario de la moda colombiana.

Comentarios

Ingresar
                 
Home

Historias
• Crónicas
• Reportajes
• Testimonios
• perfiles

De viaje
• Crónicas de viaje
• Revivamos nuestra historia

Álbumes
• Galerías fotográficas
• Fotonoticia 

Actualidad
• Opinión
• Información
• Denuncia
• música
• Libros
• Cine
• sitios

Facultad de contar

Contacto


  Redes:
Twitter
Facebook

 

www.historiasdeasfalto.co
contacto@historiasdeasfalto.com
Medellín - Colombia
2012
Cohete.net