historias / perfiles
La gloria en una brazada
Juan Camilo Aristizábal Jiménez

 

 


   

El esfuerzo y el sacrificio consagraron a Jorge Mario “la Trucha” Murillo como el mejor pechista de Colombia y de los más destacados del continente americano. Inicialmente era un nadador como cualquier otro, sin penas ni glorias en la natación; sin embargo, tenía un sin fin de aspiraciones que estaba dispuesto a cumplir y, hoy en día, el nadador oriundo de La Ceja-Antioquia ha materializado con creces.

A sus 25 años de edad, cuando la vida de un joven es menos agitada y sin tantas responsabilidades, él le dedica gran parte del tiempo a la natación. Gracias a su constancia y dedicación se logró ubicar en el puesto número uno del ranking nacional absoluto, representó al país en las Olimpiadas de Río 2016 y, en el 2009, batió el récord nacional del legendario nadador antioqueño y finalista olímpico en Los Ángeles 1984, Pablo Restrepo. No fue fortuito que Murillo batiera este récord, todo estaba previsto y era un objetivo que tenía en la mira desde que inició en el alto rendimiento de la natación carreras.

El día que “la Trucha” superó el registro de Restrepo en los 100 metros estilo pecho, se hizo historia en el mundo de la natación. Fue un momento que permanecerá en la retina de todos aquellos que presenciaron la mejor muestra de talento en una piscina. No fue sencillo, pues fueron innumerables fiestas con amigos y paseos familiares a los que tuvo que desistir por enfocarse en sus objetivos.

Jornadas de entrenamiento en la mañana y en la tarde, trabajos de recuperación, chequeos en fisioterapia, nutrición…La vida de Murillo giraba en torno a la natación.

La humildad, el buen trato humano y su capacidad de liderazgo son las cartas que lo distinguen, no solo como un excelente deportista sino también como una gran persona. Su calidad humana es de admirar y esto se ve reflejado en el apoyo constante que recibe de todos sus compañeros, tal y como ocurrió en el Torneo Nacional Interligas de Cali, campeonato en el que Murillo hizo historia.

No había día en el que no lo apoyaran, todos sabían que estaban viendo al que posiblemente estaría en los periódicos y noticieros de todo el país.

La ansiedad y los nervios se apoderaban de él al ver que el gran día se aproximaba cada vez más rápido. Después de su destacada participación en el suramericano juvenil de natación en Mar de Plata-Argentina, batiendo el record suramericano en los 200 metros pecho, “la Trucha” sentía que su tan anhelado momento había llegado. Era hora de demostrar para qué había servido tanta entrega. Sin lugar a dudas, el tiempo invertido en entrenamientos arduos e intensos se vería reflejado en una piscina.

Tenía que aprovechar al máximo su cuarto de hora sabiendo que se encontraba en su mejor forma deportiva y, el Interligas de Cali sería el escenario perfecto para demostrarlo. Su objetivo era uno solo: batir el récord nacional absoluto de Pablo Restrepo en los 100 metros pecho, quien impuso un tiempo de 1.03.79 en su época (marca que tuvo 25 años de vigencia). Prácticamente lo que tarda una persona del común en beber un café por las mañanas.



Llegó el tan esperado viernes, su rostro reflejaba la determinación y las ganas de un campeón, a leguas se percibía que lo único que quería era lograr lo que nadie en la historia de la natación había hecho. Pasaron las horas y la angustia se apoderó de él. Enclaustrado en el silencio ensordecedor de su habitación, del Hotel Champagnate de Cali, les compartía a sus compañeros de cuarto el miedo que corría por sus venas, pero afirmaba que era el momento propio para demostrar su casta, de lo que en realidad estaba hecho.

Llegaron las ocho de la noche y desde las gradas del complejo acuático de Cali se vivía un completo carnaval. La delegación antioqueña coreaba cánticos y porras para animar a Murillo. Botellones de agua vacíos haciendo las veces de bombos marcaban el compás de las barras, todos parecían locos empedernidos como cual fanático futbolero que apoya a su equipo en la popular. Poco usual en la natación.

Los 100 metros pecho llegaron, inmediatamente un silencio casi sepulcral se apoderó del complejo acuático y todos estaban expectantes a la que calificaron como la mejor prueba del año.

El juez comenzó a llamar a todos los participantes de la competencia por el alto parlante, cuando llegó al carril cuatro y mencionó a Jorge Mario Murillo, una explosión de júbilo se hizo sentir hasta en el lugar más recóndito de la capital del Valle. Por un instante, “la Trucha” se sintió como en casa.

El juez de salida ordenó silencio total para la partida, el paisa encomendaba sus oraciones al Espíritu Santo, como siempre lo hace antes de lanzarse al agua. Secó el taco de salida con su toalla para no resbalarse, saludó a todos sus simpatizantes, acomodó su gorro de baño y sus gafas. Estaba listo para la hora de la verdad.

Sonó el timbre de salida y el bullicio estalló, inmediatamente Murillo tomó la delantera, tocó la placa y dio la vuelta para los últimos 50 metros. Todos se salieron de la ropa: entrenadores, nadadores y espectadores estaban enceguecidos apoyando al antioqueño.

Faltando cinco metros para la meta, todas las miradas apuntaban al cronómetro, su triunfo era inminente. En cada brazada que daba se notaban las ganas y el esfuerzo de una persona con determinación y confianza.

Terminó la competencia con una larga y veloz brazada. Temeroso, no se atrevía a mirar su tiempo, solo se escuchaba una bella sinfonía que decía a la par: “réeecord, réeecord, réeecord”. Miró el tablero electrónico e inmediatamente una sonrisa de oreja a oreja se reflejó en su rostro. De un brinco sacó medio cuerpo del agua y alzando su puño al cielo se dio cuenta de que en el mes de julio de 2009 había logrado la gran hazaña.

Con un tiempo de 1.03.72, a tan solo siete milésimas por debajo de la marca de Restrepo, Murillo se coronó como el rey absoluto de los 100 metros pecho en Colombia.


 

Ingresar
                 
Home

Historias
• Crónicas
• Reportajes
• Testimonios
• perfiles

De viaje
• Crónicas de viaje
• Revivamos nuestra historia

Álbumes
• Galerías fotográficas
• Fotonoticia 

Actualidad
• Opinión
• Información
• Denuncia
• música
• Libros
• Cine
• sitios

Facultad de contar

Contacto


  Redes:
Twitter
Facebook

 

www.historiasdeasfalto.co
contacto@historiasdeasfalto.com
Medellín - Colombia
2012
Cohete.net